Es una especie de juego

Aveces te miro y me acuso, porque te sigo mirando hasta que te das cuenta; Sin embargo aveces te miro y no te das cuenta nunca.
No sé si tu me mirarás seguido pero puedo decir que si lo haz hecho, porque te he atrapado haciendolo.
No sé que jueguito nos traemos entre miradas pero no está lejos de agradarme.